Ángel de la Melancolía

Serie: Gran Formato
Técnica: Látex sobre tela
Medidas: 95 x 135 cm
Año: 2007

 

 

Los ángeles aparecen en el curso de la historia del pueblo judío, como mensajeros de Dios, como guías; como quienes anuncian la ley de Dios. 

A lo largo de toda la Biblia, aparecen representados como un cuerpo de seres espirituales que son intermediarios entre Dios y los hombres. La Biblia no sólo representa a los ángeles como nuestros guardianes, sino también como nuestros intercesores ante nuestro Creador.

Etimológicamente viene del latín ángelus; del griego aggelos; de la palabra hebrea “uno que va” o “enviado”, mensajero; y es usada en hebreo para designar tanto a un mensajero divino como a uno humano.

Los ángeles pueden adoptar apariencia humana.

Generalmente se les describe como a seres extraordinariamente bellos que poseen varios pares de alas (aunque pictóricamente se les suele representar con forma humana y un único par de alas).

El ángel de esta pintura se encuentra en un ámbito terrestre que sugiere un espacio arquitectónico de características góticas, insinuando un arco ojival, típico rasgo de las catedrales de este período histórico.

Su mirada se dirige hacia abajo, y su semblante es de tristeza, idea que se refuerza con los tonos tierra del fondo.

Surge, no obstante, una fuerte presencia lumínica en lo alto de la composición, que enciende la confianza y la esperanza en que toda aflicción pasará y será superada por la fe en la gracia divina.

 

NO DISPONIBLE PARA VENTA

< Volver al CATÁLOGO